Dr. Máximo Mairení Cabral Navarro

Nacido en Santo Domingo en el 1915, se graduó de Bachiller en Ciencias Físicas y Naturales en su ciudad natal. En 1937 ingresó a la Universidad de Santo Domingo, a la carrera de Medicina, que finalizó en junio del 1943. Durante sus estudios había asistido regularmente al Hospital Padre Billini y gracias a las orientaciones del Dr. Francisco Moscoso Puello, se dedicó a la cirugía. Una anécdota refleja su talante: el día de su graduación recibió una llamada del Dr. Moscoso Puello que le dijo” “te felicito, te tengo tu regalo de graduación: una hernia estrangulada, espero vengas a operarla”. Su tesis trató sobre “Contribución al diagnóstico precoz del embarazo con la prueba del calostro”. En 1943 inicia su trayectoria profesional al ser nombrado Medico Interno del Hospital Padre Billini de la ciudad de Santo Domingo. Es preciso mencionar otra de las actividades en que se destacó el Dr. Cabral y fue la pintura. Fue de los primeros profesores de la Escuela Nacional de Bellas Artes, impartiendo la materia de Anatomía Artística, que se ofrecía en el primer curso. En el 1944 participó en el Congreso Medico del Centenario de la República, presentando un trabajo sobre la vida del Dr. Luis Eduardo Aybar. En el Hospital Padre BIllini, se dedicó a la cirugía en general y a la ortopedia en particular, y llegó a ser Jefe del Servicio de Cirugía Ortopédica de ese Hospital. En el 1956 es nombrado Jefe del Servicio de Ortopedia del entonces hospital “Dr. William Morgan”. Su capacidad profesional y su gran sentido de organización le valieron su designación como Director del Hospital en el 1957. En 1961 y tras la muerte de Trujillo, el Dr. Cabral sugiere el cambio de nombre del Hospital por el de Hospital “Dr. Luis Eduardo Aybar”. Su labor al frente de ese hospital el Dr. Cabral la desarrolló bajo la premisa de “aprender, ayudar y ensenar”. Decía el Dr. Héctor Millán, que bajo la dirección del Dr. Cabral “el Hospital adquirió su madurez”. De hecho en la gestión de mas de dos décadas del Dr. Maireni Cabral el Hospital duplicó su numero de camas, abrió el primer banco de corneas del país, fue Fundador y editor en 1964 del Boletín del Hospital, valiosa contribución a la ciencia medica dominicana, se inauguro la Unidad Académica y se inicio la Residencia de Cirugía.. En 1979 al retirarse de la Dirección del Hospital, el Dr. Cabral afirmó con merecido orgullo, que durante su gestión el Hospital “nunca entró en déficit ni fue motivo de escandalo”. Realizo una gran cantidad de cursos de Administración Hospitalaria. En el 1959 inauguro el Grupo Medico Maireni Cabral en unión a importantes médicos de la época y además presto servicios médicos en los Ingenios Colon y Angelina. El Dr. Cabral recibió en 1971 la condecoración de la Orden de Duarte, Sánchez y Mella en el grado de Caballero, concedida por el Gobierno Dominicano. Fue Profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, fundador de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña y Profesor de la Universidad APEC. Fue miembro del Colegio Dominicano de Cirujanos, de la Asociacion Medica Panamericana, del Colegio Internacional de Cirujanos, de la Sociedad Dominicana de Ortopedia, de la Sociedad Dominicana de Cardiología y miembro de honor de la Sociedad Dominicana de Oftalmología. Gracias a su gran calidad humana y profesional mantuvo con éxito su gestión en la Dirección del Hospital Dr. Luis E. Aybar durante los momentos finales de la era de Trujillo, el golpe de estado a Bosh y la guerra de abril. Luego de su retiro se dedicó a la práctica privada en el Grupo Medico Maireni Cabral y fundó en 1972 Servicios Medicos GRUMACA, una de las primeras igualas medicas del pais. Fue miembro distinguido del Club de Leones de Arroyo Hondo, y fue el primer donante inscrito en el Banco de Corneas del Hospital “Dr. Luis Eduardo Aybar”. Falleció en el 1990, dejando un legado extraordinario de servicio a la nación, envuelto en una gran humildad.acuarela realizada por el Dr. Mairení Cabral

Dr. Rafael Faxas Valdez

El Dr. Faxas nació en el 1910 en Santo Domingo. Se graduo de Bachiller en Ciencias Fisicas y Naturales en la Escuela Normal Superior de San Pedro de Macoris. Se inscribió en la Universidad de Santo Domingo y en fecha 12 de junio del 1933 recibio su titulo de Licenciado en Medicina y Cirugia. En el Congreso Medico del 1933 su trabajo sobre “Sindrome Icterico Hemoglobinurico Febril” recibió mención de honor. Durante sus años de estudio laboró como Medico Externo del Hospital San Antonio, junto al Dr. Carl T. Georg y luego de su graduación se integró como Medico Interno de ese Hospital. En el álbum del Centenario de San Pedro de Macoris se refieren a el como: “medico externo del Hospital San Antonio y talentoso joven macorisano que ha adquirido a base de consagración el titulo que ostenta”. En el 1936 es nombrado Director del Leprocomio Nacional de Nigua. En 1937 es nombrado Director del Hospital “Juan Pablo Pina”, de San Cristobal. Ese Hospital también llamado “Gran Hospital del Sur”, era motivo de orgullo de la Sanidad Publica en la era de Trujillo. Durante esos mismo años es nombrado Medico de la Hacienda Fundación, propiedad del Dictador Trujillo. En el 1940 es nombrado cónsul dominicano en Baltimore, Maryland, Estados Unidos de America y consigue laborar de forma honorifica en el Instituto J.B. Brady perteneciente al Hospital Johns Hopkins. En 1941 ingresa a la residencia de Urologia en el Hospital Johns Hopkins en donde se gradua de Urologo en 1943. Fue el primer dominicano en graduarse como Urologo en ese prestigioso Hospital Norteamericano. A su regreso al país, ocupa brevemente la Direccion del Hospital Juan Pablo Pina y se integra a la comisión que revisaría el Plan Medico y Social del país. Es nombrado Director General de Hospitales y posteriormente Sub Secretario de Estado de Salud Publica. Instaló su consultorio privado en la calle Mercedes, y laboró como Cirujano en la Clinica Abreu. En 1946 realiza la primera extirpación de un riñón, una nefrectomía, en Santo Domingo. Luego traslado su consultorio a la calle La Vega, hoy calle Enrique Henriquez. Su prestigio lo llevo a ser uno de los médicos de la Embajada Norteamericana en Santo Domingo. En 1946 inaugura la Clinica Faxas Sorrentino, junto al Dr. Rafael Sorrentino. Esa clínica se encontraba ubicada en la calle Jose Joaquin Perez esquina Josefa Brea. El acto inaugural reunió importantes personalidades de la época, incluyendo al SubSecretario de Salud Publica, Dr. Amable Lugo y la madre de Trujillo, Julia Molina Vda. Trujillo. La bendición la realizo el Padre Robles Toledano. Su cuerpo medico estaba integrado además de los Dres. Faxas y Sorrentino por los Dres. Nicolas Pichardo, Mario Ravelo Barre, Guillermo Maggiolo, Juan Diaz, Raymundo Marteen y Ramon Berges. Esos médicos eran algunos de los mas famosos de la ciudad en esos momentos. La Clinica ofrecia servicios de Medicina y Cirugia Generales, Urologia, Ginecologia Obstetricia, Pediatria, Ortopedia, Otorrinolaringologia y Oftalmologia, Cardiologia, Radiologia y Laboratorio. En 1950 formo parte de la delegación dominicana a la IX Conferencia Sanitaria Panamericana y en ese mismo año fue designado Diputado por Montecristi y en la siguiente legislatura por San Pedro de Macoris. Era un medico de gran renombre, prestigio y respeto en el país, sin embargo su vida cambio drásticamente cuando su hijo Rafael Miguel Enrique ( Pipe) Faxas, participó en las acciones del 14 de Junio del 1959. Su clínica fue ocupada y perdió toda su posición y tuvo que emigrar a Puerto Rico victima de las represalias implacables de la tirania. Regresó después de la muerte del Dictador, pero no pudo reabrir la Clinica y murió en noviembre del 1967.

Sobre la Historia del Colegio Médico Dominicano

manuel duran bracho

En las postrimerías del siglo XIX, ejercia en nuestro país un medico venezolano que consideraba a la Republica Dominicana su segunda patria. Ese medico, consiguió reunir a un grupo de colegas con la idea de formar una sociedad medica, con fines científicos y de orientación a la población sobre enfermedades y epidemias. El nombre de ese medico fue Dr. Manuel Durán Bracho y fue el Primer Presidente de la Sociedad Medica de Santo Domingo, nombre que adopto la recién creada asociación. Su fecha de fundación fue el 18 de agosto del 1891. La primera directiva la componían además, los Dres. Juan Francisco Alfonseca como Vicepresidente y Julio Lyon como Tesorero. Sin embargo la situación política bajo la dictadura de Ulises Hereaux, dificulto las labores de la nueva sociedad. Sus actividades se limitaban a orientaciones y consejos a la población y a las autoridades sobre temas sanitarios. El nuevo siglo no trajo grandes diferencias en la situación del país, tras la muerte del Dictador Hereaux, y las guerras internas que siguieron. En 1908 se intento crear una gran campaña a favor de la salud infantil, que activó la Sociedad y llevó a la realización del Primer Congreso Medico Dominicano celebrado en el 1911, y organizado por los Dres. Aristides Fiallo Cabral y Francisco Moscoso Puello. En ese Congreso se decidio incrementar las actividades de la Sociedad, para lo cual se encargo al Dr. Salvador B. Gautier. En 1916 con la ocupación militar norteamericana, las actividades de la Sociedad de nuevo se duermen por las condiciones imperantes. Los médicos dominicanos como Francisco Henriquez y Carvajal, Alejandro Coradin o Federico Aybar se opusieron con fervor patriotico a la invasión de las fuerzas norteamericanas y sufrieron cárcel o exilio. Dos años luego de la retirada de las tropas norteamericanas, en septiembre del 1926 se reinician las actividades de la Sociedad Medica de Santo Domingo. En noviembre de ese año se adopta para la sociedad el nombre de Asociacion Medica Dominicana. Sus actividades se llevaban a cabo en la Sociedad “Amigos del Pais” que estaba situada en la calle Isabel la Catolica 101. Esa Directiva que inicio esa nueva etapa de la Sociedad estaba presidida por el Dr. Pedro de Marchena y junto a el, los Dres. Luis Eduardo Aybar, Arturo Grullon, Antonio Elmudesi, Emilio Rodriguez Oca, Felix Raymond, Viriato Fiallo, Heriberto Pieter, Rodolfo Coiscou y Fernando Defillo. Se iniciaron reuniones científicas y de discusión y presentación de casos con la participación de la mayoría de los médicos del país, que en ese entonces eran unos 160. En 1933 se realiza un nuevo Congreso Medico, ya en la época de Trujillo. Los Medicos Dominicanos dieron una muestra de coraje al seleccionar como Directivos de ese Congreso a los Dres. Ramon de Lara y Viriato Fiallo, ambos conocidos contrarios a Trujillo. El Tirano se disgusto y esto motivó un intento de control de la Asocacion por el gobierno y una considerable merma en sus actividades. Tras la caída de la Dictadura, la Asociacion Medica Dominicana renace y tras las primeras elecciones democraticas, en 1961, se elige una nueva Directiva que quedó Presidida por el Dr. Jordi Brossa, quien junto a un grupo de valiosos médicos dominicanos propiciaron las bases para una mejoría en la situación de los Medicos. El camino de la Asociacion Medica Dominicana ha estado lleno de grandes logros a favor de la salud de los dominicanos y de las condiciones de trabajo de nuestros médicos. En febrero del 2003, el Presidente Hipolito Mejia, promulgo la Ley de Colegiacion Medica, que convirtió a nuestra asociación en el hoy Colegio Medico Dominicano.

Dr. Jose de Jesus Brenes

El Dr. Brenes nació en Santo Domingo el 24 de febrero del 1852. En su niñez trabajo como aprendiz de sastre en el taller de Rafael Granda a la vez que cursaba sus estudios en el Colegio San Luis Gonzaga, en donde recibió en 1867 su titulo de Bachiller en Letras y en el 1868 el de Bachiller en Ciencias. En 1869 se inscribió en el Seminario Conciliar de Santo Domingo para cursar sus estudios de Medicina. Perteneció al único grupo que se graduó de Medicina, con el titulo de Médico de Primera Clase. Las clases eran impartidas por el Dr. Basilio Iñiguez y el Dr. Manuel Duran, y las practicas las realizaban en el Hospital Militar, dirigido en ese entonces por el Dr. Pedro Delgado. En septiembre del 1874 el Presidente Ignacio González le extendió el exequátur. Desde el inicio de su ejercicio profesional se caracterizó por ser un medico aplicado y generoso. En 1878 ocupa interinamente la Dirección del Hospital Militar, cargo que volvería a ocupar en el 1904. Su dedicación a los pacientes le granjeaban enormes muestras de simpatía y reconocimiento y que se publicaban en los diarios de la época, como El Boletín del Comercio. Además de su pasión por la medicina se entrego a la enseñanza, y en 1890 recibió su titulo de Maestro. Se interesó mucho por el estudio de las epidemias y el tetanos. En 1882 el Ayuntamiento de Santo Domingo le hizo un reconocimiento por su labor para enfrentar la viruela en el 1881. En ese mismo año fue miembro fundador de la “Junta de Caridad Publica”. También ocupo el cargo de Medico de Sanidad y de los Mataderos. En esos cargos brilló por su dedicación y sus éxitos. Uno muy sonado fue la curación de gran parte de un grupo de emigrantes árabes, afectados por Tracoma. De igual forma se le reconocia como responsable de la curación de varios pacientes con Tetanos. De hecho en 1883 dicto una charla en el “Club de Damas” de Santo Domingo sobre el tetanos en que explicaba sus consideraciones y su experiencia y que fue recibida con gran admiración por sus conciudadanos. Fue uno de los primeros médicos en interesarse por las cuestiones forenses, y daba clases de Medicina Legal. A su casa iban Arturo Grullon, Rodolfo Coiscou, Francisco J. Peinado y Agustin Fernandez, que serian luego Medicos o Abogados. Atendia a veces sin cobrar por sus servicios a todos los que acudían a él con gran generosidad y desprendimiento. En el 1889 ocupo la Direccion de la “Casa de Salud La Nacional” por la ausencia de su director y propietario el Dr. Santiago Ponce de Leon. Su carácter solidario le hizo enfrentarse con la Dictadura de Lilis, ya que se involucro en la huida del país del Canónigo Font, quien era perseguido por causas políticas. En 1892 fue medico legista en una causa por un asesinato en que su informe experto favorecio al indultado, lo que fue muy comentado en los diarios e incluso el Lic. Natalio Redondo, imprimio un folleto con ese informe. En 1899 el Instituto Profesional le otorga el titulo de Licenciado en Medicina. En 1904 regresa a la Direccion del Hospital Militar, en donde realizo una gran labor. Allí abrió una sala de Diseccion de Cadaveres, a la que asistían los estudiantes de la época, como Antonio Elmudesi, Wenceslao Medrano o Abel Gonzalez Q. Fue Presidente del Consejo Superior Directivo del Juro Medico. Se distinguio además como Mason, llegando a ocupar las mas altas posiciones en la Logia Esperanza #9. Fallecio en el 1912, recibiendo muestras de afecto de toda una población agradecida.

Dr. Julio Manuel Rodriguez Grullon

Prestigioso Profesor Universitario, Pediatria y figura de gran relevancia en la Medicina Dominicana. Nacio en Montecristi en el 1937 y se graduo de Doctor en Medicina en la Universidad de Santo Domingo en el 1960. Se traslada a Estados Unidos en donde realiza un Internado Rotatorio en el St. Louis City Hospital, en la ciudad de St. Louis, Missouri. En febrero del 1962 ingreso al Ejercito de los Estados Unidos de America y llego a tener el rango de Capitan del Cuerpo Medico. En febrero del 1964 regresa a nuestro pais y ejerce hasta 1966 como Director de la Policlinica del Instituto Dominicano de Seguros Sociales en su ciudad natal, Montecristi. En 1966, es aceptado para realizar la Residencia en Pediatria con una especialidad en Hematologia Pediatrica en Cincinnati, Estados Unidos de America. En 1970 ingresa como miembro en la Sociedad Americana de Hematologia, y en 1972 es aceptado como Fellow del Board Americano de Pediatria. Regresó al pais en el 1970. La amplia carrera profesional del Dr. Rodriguez Grullon le ha llevado a ocupar importantes posiciones en diversos estamentos, tales como Jefe de Consulta Externa del Hospital Infantil Dr. Robert Reid Cabral, del 1971 al 1975 y desde ese año hasta la actualidad Jefe del Servicio de Pediatria del Hospital Dr. Luis Eduardo Aybar. En ese Hospital ha sido Director en el periodo 1990 al 1991, Jefe del Consejo de Enseñanza e Investigaciones desde el 1991 al 1995. Es Coordinador de la Residencia de Pediatria desde el 2007, aunque tambien ocupo esa posicion en el periodo 2001 al 2004. Desde ese año es Presidente del Consejo de Direccion de la Ciudad Sanitaria Dr. Luis Eduardo Aybar. Su labor docente se ha desarrollado en la Universidad Autonoma de Santo Domingo y en la Universidad Nacional Pedro Henriquez Ureña. Los que hemos sido sus alumnos recordamos la calidad de las catedras del Dr. Rodriguez Grullon, su actualizacion, pero ademas su compromiso con la salud del Pueblo Dominicano. Ha sido Presidente de la Sociedad Dominicana de Pediatria en el periodo 1977 al 1978 y en el 1981 fue electo Presidente de la Asociacion Medica Dominicana, hoy Colegio Medico Dominicano. Ha realizado una Maestria en Pensamiento Social, dirigida por el Padre Jose Luis Aleman, en la Pontificia Univesidad Catolica Madre y Maestra y otra en Educacion Superior, dirigida por la Licenciada Alejandrina German en la Universidad Iberoamericana. Ha publicado cerca de 150 articulos cientificos originales en revistas nacionales e internacionales. Uno de los rasgos mas importantes y dignos de encomio y reconocimiento de la trayectoria del Dr. Rodriguez Grullon ha sido la publicacion durante 22 años de la Revista Acta Medica Dominicana, de la que fue editor junto al Dr. Mariano Defillo. Mantener durante ese tiempo una publicacion cientifica de calidad en un medio como el nuestro, es realmente una proeza y un acto de gran generosidad para con los medicos dominicanos. Ha publicado varios libros entre los que destacamos “Cuba, paraiso o infierno?” en el 1986, “Trujillo y la Iglesia” en el 1991 y “La Era del Campeche” en el 1996. Interesado en nuestros temas historicos, particularmente la figura de Juan Pablo Duarte, ha escrito en periodicos como “El Siglo” o “La Informacion”. En ese periodico mantiene una interesante columna titulada “Ayer y Hoy”. Ha sido reconocido como Miembro Correspondiente de la Sociedad Cubana de Pediatria, como Miembro de Honor de la Sociedad Haitiana de Pediatria, como Maestro de la Medicina por el Colegio Medico Dominicano y como Maestro de la Pediatria por la Sociedad Dominicana de Pediatria. Una vida consagrada al estudio y de un compromiso permanente con nuestra patria.