Dr. Jordi Brossa

Pionero de la Gastroenterologia en nuestro pais y alumno del famoso gastroenterologo norteamericano Henry Bockus. Nacio en Santo Domingo en abril del 1921. Ingresó en 1938 a estudiar medicina y de inmediato se inicio como practicante en el Hospital Padre Billini. En 1940 protagonizó junto al Dr. Luis Manuel Baquero una protesta que llegó a una huelga para mejorar las condiciones de la docencia. Esta insolita actuacion en aquella epoca le granjeo inconvenientes con el regimen. En 1944 se traslada a realizar la pasantia en Boca Chica en donde entra en contacto con la gastroenterologia a traves de una investigacion que sobre amebas realizó un medico norteamericano. Su tesis de grado fue asesorada por el Dr. Nicolás Pichardo. En 1945 recibe su titulo de Doctor en Medicina y logra irse a Estados Unidos con la esperanza de estudiar en Filadelfia en el prestigioso “Graduate Hospital”. Gracias al Dr. Rafael Santoni Calero, pediatra y en aquel momento consul dominicano en Filadelfia, consigue llegar hasta el Dr. Tumen que le acepta en el Hospital. Una beca gestionada por el Dr. Barney Morgan le permite sostenerse en aquellos años de estudio. Al regresar al pais en 1947 se instala en la Clinica Abreu en donde tenia su consultorio y su residencia. Fue el primer medico dominicano en traer un gastroscopio. En 1953 el Dr. Rafael Abreu decide dejar la Direccion de la Clinica de su nombre y el Dr. Brossa inicia su labor como Director de esa Clinica, a la que condujo por cerca de 50 años de manera exitosa produciendo un gran crecimiento y desarrollo en ese centro. Como hemos dicho el Dr. Brossa era desafecto al regimen Trujillista y tras la muerte del Dictador se incorpora a los movimientos sociales que buscaban desarticular los remanentes del Trujillismo y por eso ingresa a la Union Civica Nacional y en septiembre del 1961 es electo Presidente de la Asociacion Medica Domininicana ( AMD ) junto a un grupo de importantes medicos. Su labor al frente de la AMD es de gran importancia ya que planteó claramente los principales puntos de la posicion de los medicos tales como el establecimiento de la carrera hospitalaria, el nombramiento de los medicos por concurso y la escala de sueldos en los hospitales. Se mantuvo activo escribiendo en los periodicos importantes articulos sobre la organización de los Hospitales en nuestro pais. En esa turbulenta epoca el Dr. Brossa propulsó los cambios de carácter institucional tan necesarios para que un pais pueda progresar. En 1962 convoca a una Asamblea eleccionaria y es electo como Presidente de la AMD el Dr. Marcelino Velez Santana. Es necesario que los medicos dominicanos conozcamos a quienes han hecho grandes contribuciones en busca de una mejor situacion de la Salud en nuestro pais. En 1963 una epidemia de Poliomelitis  afecta de manera preocupante a muchos niños en nuestro pais y el Dr. Brossa se integra a la Asociacion Dominicana de Rehabilitacion junto a Doña Mary Perez de Marranzini. Fue durante muchos años su Vicepresidente y en 1965 funda la Asociacion Pro-retardados mentales. En 1966 es miembro fundador de la Universidad Nacional Pedro Henriquez Ureña. En 1967 fundador de la Sociedad Dominicana de Gastroenterologia de la que fue su primer presidente. En 1986 ofrece su concurso para formar la Fundacion Henry Tumen y asi poder ayudar a muchos medicos dominicanos que querian estudiar en Estados Unidos, en un momento en que el buen nombre de la educacion universitaria dominicana estaba en entredicho. Ya retirado de la actividad pública, rendimos un homenaje de reconocimiento a este gran medico dominicano.

Dr. Pedro de Marchena

 

Uno de los mas importantes “Medicos de Paris”, el Dr. Pedro Emilio de Marchena nació en Azua en 1863 y a los diez años partió a Boston, Estados Unidos para proseguir sus estudios y mas adelante enviado a Hamburgo, Alemania, en donde se gradua de Bachiller en Matematicas.  Posteriormente regresa al pais en donde obtiene el titulo de Bachiller en Ciencias y Letras y en 1882 ingresa al Instituto Profesional a estudiar Medicina. Al año siguiente viaja a Paris, Francia, en donde obtiene su titulo de medico en 1885 y de Doctor en Medicina en el 1893, con una tesis sobre “espasmos bronquiales”. El titulo obtenido le permitia ejercer en Francia y sus colonias. Sin embargo en 1895 se traslada a Venezuela en donde ejerce por unos años y tambien presenta sus documentos para poder ejercer en los Estados Unidos. La situación politica del pais era complicada para él tras el asesinato de su padre Generoso de Marchena. Sin embargo tras el justiciamiento del Tirano Ulises Hereaux decide regresar a su tierra y ejerce en Puerto Plata por once años para luego trasladarse a la ciudad de Santo Domingo.  En el 1903 fue Diputado al Congreso Nacional. En Puerto Plata fue Director del Hospital “Mercedes”. Persona muy reconocida por la sociedad de aquella ciudad. Fue particularmente valiente su participacion como medico durante el sitio de Puerto Plata por el Presidente Bordas en 1913 en la llamada “Revolucion del Ferrocarril”. Las fuerzas del General Bordas cortaron el agua y la situacion de salud se agravo por epidemias y deficiencias alimentarias. Brilló la figura del Dr. Marchena atendiendo por doquier a los enfermos bajo tiroteos y en dificiles condiciones. Con su habilidad clinica y conocimientos detectaba y trataba de evitar brotes en los diversos sectores de la ciudad. Se dice que atendio a centenares de enfermos con total entrega y sin muestras de fatiga o cansancio. Al trasladarse a Santo Domingo inicia sus labores en la Sala de Socorro que la logia “Cuna de America” habia inaugurado recientemente. Durante treinta años Profesor de la Universidad en las materias de Parasitologia, Patologia Interna, Patologia General, Patologia Tropical y Neurologia. Por sus meritos academicos fue Decano de Ciencias de la Salud. Era un profesor abengado al punto de que en ocasiones una enfermedad cronica que padecia le hacia tener que guardar cama y en esos dias citaba a los alumnos a su casa para seguir las catedras. Los alumnos disfrutaban sus clases por la serenidad, claridad y sencillez con la que exponia sus temas. En una epoca en que muchos profesores eran muy severos e incluso injustos, el Dr. De Marchena era un punto de equilibrio y siempre de justicia. En un relato sobre su vida, el Dr. Pedro Cespedes le oyó decir: ‘ no se como una persona se puede sentar tranquila en su mesa tras haber quemado injustamente a un alumno”.  Eso no impedia que cuando habia que suspender a alguno mal preparado no lo hiciera. Se cuenta que ante una pregunta un alumno dio una respuesta equivocada sobre una cirugia y el Dr. De Marchena se puso de pie y mirando a los otros miembros del jurado dijo : “Lo dice.. y lo hace”. Una neumonia acabo con su vida en el 1939 tras un ejercicio profesional de 46 años marcados por su capacidad y entrega a sus pacientes y alumnos. En el 1932 en un discurso en la graduación de Medicos dijo: “ vais a comenzar la vida profesional para la cual la sociedad exige instrucción academica y moralidad como garantia a la colectividad”.