El Centro Médico Nacional.

Tras la caída del régimen trujillista, el país inició un proceso de modernización en sus instituciones, que aunque interrumpido por la guerra de abril del 1965 mostraba el derrotero de nuestra salud. Por un lado las sociedades especializadas iniciaban a toda velocidad sus actividades, y aparecieron instituciones de tipo “patronatos” como el Instituto de la Diabetes, el Instituto Dermatológico o la Asociación Dominicana de Rehabilitación. A partir del 1966, también aparecen a disposición de los dominicanos los fondos FIDE, que eran manejados por el Banco Central de la República Dominicana, y que dependían del Banco Interamericano de Desarrollo y la Agencia Internacional para el Desarrollo. Varios centros médicos se beneficiaron de esos fondos, y uno de ellos fue el Centro Medico Nacional, que tuvo como director al Dr. Pedro Guarionex Lopez Rodriguez, medico Ginecoobstetra. El Dr. Lopez Rodriguez, había trabajado junto al Dr. Ramón Rafael Cohen en la Maternidad San Rafael, y en 1967 inicio la idea de este centro. El Centro Medico Nacional tenía 38 médicos accionistas, que aportaron capital para la idea, y consiguieron financiamiento con los fondos FIDE y el Banco Popular Dominicano. En sus palabras inaugurales el Dr. Lopez Rodriguez, anunció que el Centro estaría abierto a los estudiantes de medicina, otro concepto nuevo en centros de este tipo. El centro, fue inaugurado en el mes de febrero del 1968 con la asistencia del Presidente de la República, Dr. Joaquín Balaguer y el Secretario de Salúd Pública, Dr. Gilberto Herrera. El centro médico tenía dos pisos y 50 camas para internamiento, área de cirugía, de diagnosticos, de laboratorio, moderna farmacia, contaba con habitaciones para los médicos de servicio y sala reunión para tratar casos de interés. Disponía además de oxigeno y vacío centralizados, lo que era una gran novedad para la época. Entre los planes de los médicos del centro, estaba el de establecer una escuela de Enfermeras, para preparar adecuadamente este personal paramédico de tanta importancia. De igual forma, se dividió el centro, en la parte operativa, en donde podían llevar pacientes todos los médicos que lo desearan, y por otra parte el edificio de consultorios. Especial cuidado se puso en las áreas de parto y recién nacidos. Aparte del Dr. Lopez Rodriguez, el cuerpo médico lo completaban importantes especialistas de la época, como los Dres. Oscar Alvarez Curiel, Jose H. Ornes, Guillermo Ricart. Humberto Sangiovanni, Fernando Ariza, Luis Fernandez, Dajer Acra, Luis Asilis, Francisco Hernandez, Hector Mateo, Rafael Pereyra, Gilberto Gomez, Nadim Aude, Leonel Paniagua, Diogenes Berges, Ubaldo Estevez, Sergio Inchautegui, Alfonso Casasnovas, Aurelio Rojas, Rafael Acra, Simón Hoffiz, Guillermo Maggiolo, Aulio Brea, Michel Khourie, Lorenzo Brea, Humberto Hernandez, Arnaldo Espaillat, Francisco Elmudesi, Sixto Inchaustegui, Huberto Bogaert, Francisco Genao, Nelson de Soto, Rubén Andujar, Franklin Gonzalez, Luis Marion, Jorge A. Hazoury, Asela Morel, Jose Acra y Rene Puig. Como vemos entre estos especialistas estuvieron algunos de los mas destacados de esos años, como el Dr. Simón Hoffiz, destacado ortopedista, cirujanos como el Dr. Humberto Sangiovanni, con una dilatada carrera favor de la enseñanza médica, o el Dr. Jorge Hazoury, fundador del Instituto de la Diabetes y el Dr. Mateo, uno de los fundadores del Instituto de Cardiología. Ni hablar de los aportes a la cirugía dominicana del Dr. Francisco Hernández o a la ginecología de Dres. Como el Dr. Maggiolo o el Dr. Ubaldo Estevez, quien todavía, en este 2015, asiste a su consultorio. Todos eran grandes profesionales, que pedimos excusas, ya que la limitación de espacio nos impide mayor despliegue. Sin embargo con el tiempo, las cosas fueron cambiando y en la década del 1990 el Centro fue vendido a la Universidad Central de Este, que lo administra en la actualidad.inauguracion centro medico 1968

Los inicios de la neurocirugía dominicana

En la década del 1940, de acuerdo al Dr. Arias Lora, el Dr. Moscoso Puello realizo una Laminectomia, en el Hospital “Padre Billini” y en la década del 1950 el Dr. Francisco Hernández realizo diversos procedimientos en el Hospital “Juan Pablo Pina” de San Cristóbal. El Dr. Hernández realizó procedimientos de Trepanación Craneal y de Simpatectomía en esa década. Simultáneamente el Dr. Félix Goico, realizo cirugías tipo craniectomía en el Hospital “Dr. Salvador B. Gautier”. Algunos ortopedistas de gran renombre como los Dres. Carlos Mejía Feliu o Simón Hoffiz, realizaron procedimientos sobre la medula espinal para liberar hernias en la columna. La Neurocirugía en nuestro país se inicia en el 1959 con la llegada al país del Dr. Ney Arias, quien se había entrenado en Inglaterra y Estados Unidos. Según el testimonio del Dr. Arias, la primera cirugía intracraneal que realizo fue a una niña de 7 años en el Hospital “Dr. Robert Reid Cabral”, a quien le extirpo un papiloma del cuarto ventrículo. La labor del Dr. Arias se fue concentrando en el Hospital “Dr. Salvador B. Gautier”, y allí fue preparando un completo equipo tanto humano como físico le permitió realizar con éxito gran número de intervenciones. El Dr. Arias menciona con gran énfasis a la religiosa Sor Magdalena de Jesus, quien se dedicó a sus pacientes con gran dedicación y tuvo la visión de formar un equipo de enfermeras y auxiliares para formarlas en la especialidad. La ausencia de las religiosas en nuestros hospitales ha sido una gran pérdida para la Salud Dominicana. El Dr. Arias hubo de recorrer todo el país tratando pacientes a veces en condiciones muy difíciles para demostrar a los pacientes y a los médicos la realidad de la neurocirugía. Una parte importantísima del equipo de trabajo en las cirugías neuroquirurgicas era la anestesia, y el Dr. Ney Arias cita como los pilares de la anestesiología en su especialidad a los Dres. Humberto Hernández, Tirso Ramírez y José Fanduiz. Una situación curiosa de la trayectoria del Dr. Arias Lora fue durante la Guerra civil del 1965 en que como era el único especialista era llamado desde ambos lados del conflicto y cruzaba hacia uno y otro lado generando respeto y simpatías en todos los involucrados. En los años siguientes el Dr. Arias recorrió todo el país ofreciendo consultas en las principales ciudades del territorio nacional. En el 1969 se inició el regreso de otros especialistas en Neurocirugía, como el Dr. José Joaquín Puello, formado en Inglaterra, y que ha realizado una de las carreras medicas mas brillantes en nuestro país, actualmente entregado a desarrollar el centro Cecanot. Luego regreso el Dr. Efrén Iturbides, quien se especializo en Chile becado por las Fuerzas Armadas. Luego se incorporaron la Dra. Sonia Fermín, especializada en Inglaterra, el Dr. Héctor Melo, especializado en Méjico y el Dr. Osvaldo Marte, quien realizó sus estudios en Bulgaria. En el 1976 se inicia la Residencia en Neurocirugía en el Hospital “Dr. Salvador B. Gautier”, con una duración de cinco años y aceptando un solo residente anualmente. Durante el periodo en que el Dr. Arias se desempeñó como Secretario de Estado de Salud Pública, creo dos unidades especializadas, una en el Hospital “Salvador B. Gautier” y la otra en el Hospital “Darío Contreras”. El Dr. Rafael Dayeh, de acuerdo a las informaciones del Dr. Arias, se entrenó en Irlanda e Inglaterra al igual que el Dr. José Peguero y el Dr. Leandro Lozada. En 1982 egresó de la Residencia del Hospital “Dr. Salvador B. Gautier” el Dr. Fernando Sánchez Agramonte, primer neurocirujano formado en el país. Le siguieron los Dres. Ruth Pérez Pezzotti y Alfredo Fernández Guerra.