Los primeros hospitales en America

Con la llegada de los españoles al nuevo continente, se hizo necesaria la creación de centros sanitarios, para atender a las tropas de los conquistadores, y de acuerdo a decisión de la corona española, para atender a pobres e indios. Es un hecho cierto que el primer hospital en el nuevo continente se edificó en nuestra ciudad, primada de America, Santo Domingo de Guzman. Frey Nicolas de Ovando fue el fundador del Hospital de San Nicolás en el 1503. El edificio del hospital se construyó en tres etapas, finalizando la tercera y última en el 1552. El Hospital esta ubicado en la actual calle Hostos, llamada antes “del Hospital”. Hacia el siglo XVIII, la estructura se había debilitado tanto que se hizo una nueva edificación adicional con entrada por la actual calle de las Mercedes. Hacia 1512 se fundó el Hospital de San Andrés, en donde hoy esta el Hospital Padre Billini, pero fue mas un asilo que un centro asistencial. La ciudad de Santo Domingo, también contó con un hospital para enfermos de lepra fundado en el siglo XVII.

 

El segundo Hospital de America, fue el de la Purisima Concepcion, establecido por Hernán Cortés en Ciudad México, en el 1524,  en el mismo sitio en donde Cortés se reunió con Moctezuma por vez primera. Luego se cambió su nombre por el de Hospital de Jesús Nazareno, y es uno de los edificios mas antiguos de la capital mexicana. Tambien en ciudad Mexico se encuentra el Hospital de Inocentes, que se fundo en 1566 como el primer manicomio de America. Es en el 1527 que se establece en Guatemala, el Hospital de la Misericordia, el tercer hospital en America.

 

Siguiendo con el orden cronológico, en el 1538 se establece en Lima, el Hospital del Perú, fundado por Francisco Pizarro. En el 1543 en la ciudad de Santos, en Brasil, Bras Cubas, fundó el Hospital de Santa Misericordia de Todos los Santos. En el 1552, Pedro de Valdivia, fundó en la ciudad de Santiago de Chile el Hospital de San Juan de Dios. Es en Santiago de Chile en donde se funda en el 1563 el Hospital de San Lazaro, como el primer centro de atención de pacientes con lepra en America.  En 1565 se establece en Quito, capital del Ecuador, el Hospital de San Juan de Dios.

 

En la ciudad Argentina de Cordoba, se estableció en el 1576, el Hospital de Santa Eulalia, fundado por Lorenzo de Juarez y Figueroa. En Brasil en el 1582, es fundado el Hospital de la Misericordia en la ciudad de Rio de Janeiro. En el 1592, es fundado en la ciudad de Caracas, Venezuela el Hospital de San Pedro. En los Estados Unidos de America, el primer hospital establecido fue el Hospital de la East India Company, fundado en el 1663 en la ciudad de New York, con la idea de atender a sus soldados y marineros enfermos. En Canada en la ciudad de Silery se fundo en el 1659 el Hospital Hotel Dieu, que mas tarde fue trasladado a la ciudad de Quebec.

 

En el 1736 se instalo un hospital en la ciudad de new York, en el edificio que hoy ocupa el City Hall, que se ha convertido hacia el dia de hoy en el Hospital de New York. En 1751 en la ciudad de Filadelfia se fundo el Pennsylvania Hospital, y entre su junta directiva se encontraba Benjamin Franklin.

 

En la actualidad en el continente americano hay cerca de 18,000 hospitales, cuyo andar se inicio con estos primeros centros fundados por los colonizadores.

Los médicos en la Independencia de la República Dominicana

 

En los momentos en que los dominicanos luchábamos por nuestra indendencia y en los años posteriores, varios médicos se destacaron por su coraje y dedicación en el campo de batalla. Estos médicos acompañaron las tropas dominicanas, antes , durante y después del 27 de febrero. Citamos a  los Dres. Juan Bernal, Juan M. Cano, Tomas de Aquino Cano, Pedro Delgado, Pedro Piñeyro, Juan Felix, Juan Volta, Pedro Celestino Mestre, Miguel Morín de Aragón y Manuel María Guerrero. El Dr. Juan Bernal, fue Jefe de Sanidad en 1825 y Médico en jefe del Hospital Militar durante el periodo de la ocupación haitiana. Al momento de la independencia se unió a las tropas dominicanas en el sur de la República. Se mantuvo como Director del Hospital hasta el 1856 en que falleció. El Dr. Juan Matías Cano, era en el momento de la independencia médico de tercera clase en el hospital militar y fue designado como medico del Ejercito del Sur, radicado en Azua. Participó en varias campañas militares y en el 1849 estaba junto al General Pedro Santana, en el campamento de Guibia. Otro médico que participó en las luchas en el Sur, fue el Dr. Tomás Aquino Cano, hijo de padres franceses y que tras la revolución en Haití se trasladaron a Santo Domingo. En la ciudad de Azua fundó un Hospital de Sangre, dedicado a tratar los heridos en el campo de batalla. Tuvo una participación destacada en la batalla de Santomé. Uno de los médicos mas destacados fue el Dr. Pedro Delgado, de quien el Padre Billini escribió en 1885: “ ¿Quién fue el primero entre los veteranos de la ciencia médica que sirvió a aquel grupo de ciudadanos que se constituyeron en ejercito para consolidar, bajo un comandante en jefe, el triunfo de febrero  y recoger el 19 de marzo del 1844 los laureles de la primera victoria? ¿Quién fue ese joven abnegado de corazón, patriota, amigo de Duarte, Sánchez y Mella, que al saber que Santana acampaba en El Almendro, pensó en seguir a sus conciudadanos a la guerra para curar sus heridas? … fue Pedro Delgado”. El Dr. Pedro Delgado estuvo en la goleta “General Santana” en la batalla del 25 de abril del 1844, y también estuvo en el encuentro del Pajonal y la Batalla de las Carreras. El Dr. Delgado tras el fallecimiento del Dr. Juan Bernal fue Director del Hospital Militar y Presidente del Juro Médico. El Dr. Pedro Piñeyro, por otra parte,  acompañó al General Santana desde el 1844, con gran valor. En ese momento el Dr. Piñeyro tenía solo 24 años, y era un destacado jinete. Ocupó diversos cargos públicos como Director del hospital Militar. Junto al Dr. Piñeyro participó el Dr. Juan Volta, quien fue designado por el General Santana como Médico de la Flota, de acuerdo a una carta que en marzo del 1844, dirigió a Tomás Bobadilla, en donde requería de las facultades del Dr. Volta para atender a heridos y enfermos, que debían ser atentidos o trasladados a Santo Domingo por mar.  Por otro lado el Dr. Pedro Mestre, puertorriqueño de origen,  se unió a las tropas de Ramón M. Mella, en Puerto Plata para combatir al general haitiano Pierrot. También participó en combate junto al General Antonio Salcedo,  y en 1845 fue nombrado Director de los Hospitales de Sangre de la región norte del país. En dicha región un médico francés de apellido Bergés, fue médico de las tropas dominicanas comandadas por el General José María Imbert. Desde los albores de la República los médicos dominicanos hemos estado ofreciendo a nuestros conciudadanos nuestros conocimientos y habilidades.